nacimiento

Piel con piel

La primera hora de vida de un recién nacido es un momento clave.

Durante esos primeros minutos en el ‘mundo exterior’, el inicio precoz de la lactancia materna proporciona al recién nacido :

  • la mejor oportunidad para sobrevivir
  • garantías para crecer sanos
  • desarrollo de todo su potencial

El contacto inmediato piel con piel ayuda al bebé a:

  • regular la temperatura corporal del recién nacido
  • estar expuesto a las bacterias beneficiosas que se encuentran en la piel de la madre (microbiota materna). Estas bacterias maternas protegen a los bebés de enfermedades infecciosas y ayudan a fortalecer su sistema inmune.

Está demostrado que el contacto piel con piel que comienza inmediatamente después del nacimiento: 

  • aumenta las probabilidades de que los bebés sigan mamando
  • amplía la duración de la lactancia materna
  • mejora las tasas de lactancia materna exclusiva.

Esto es lo que hace falta para garantizar que las madres tengan un entorno favorable para una lactancia materna temprana y continuada – Leah Selim (UNICEF)

El mejor lugar del mundo donde debe ser colocado un bebé al nacer tras ser secado es sobre su madre, piel con piel, ninguna tela entre ambos, pero cubierto con una toalla caliente. – Inma Marcos (matrona, IBCLC)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s